5 consejos para que tus documentos de inmigración traducidos no tengan problemas

Realizar un trámite burocrático en otro país no suele ser coser y cantar. Aunque las instrucciones estén detalladas y sean simples, tener que añadir documentos en una lengua distinta al inglés puede ser motivo de estrés. El momento en que nos dicen que encima deben estar traducidos implica un esfuerzo más por nuestra parte.

elias-castillo-658736-unsplash jura de bandera, naturalization ceremony,
Ceremonia de naturalización

Inevitablemente, entregar a otro documentos personales es un momento incómodo. Si se le suma que a menudo no conocemos a la persona que va a traducirlos, es normal entonces que nos sintamos desconcertados y tengamos preguntas. Aún con ello, con quien mejor están los documentos que deben traducirse es con un traductor profesional. Son los que mejor protegerán tus intereses y quienes más experiencia tienen en las traducciones certificadas.  Aún así, como no siempre lo exige la institución puede ser que ahora tengas en tus manos una traducción que no la ha hecho un profesional.

Aquí hay una lista de 5 consejos para comprobar que la traducción que tienes en tus manos esté lista para enviar a tu abogado o a inmigración:

1- Reverso: ¿Cuántas páginas tiene el documento original? A veces la información importante está en la primera página y no nos damos cuenta de que el reverso tiene sellos, firmas, membretes, etc. Es importante que todas las páginas estén traducidas.

Photo by Iñaki del Olmo on Unsplash, soñar, certified translations, Immigration translations

2- Fechas: Asegúrate de que las fechas están formateadas siguiendo el formato estadounidense (mes, día, año) o escritas (February 1st, 2019)

3- Formato del documento: La traducción debe estar formateada lo más fielmente posible siguiendo el original, para facilitar que una persona que no entiende el español pueda saber dónde encontrar la información que lee en la traducción inglesa.

4- Sellos/firmas: El original tendrá firmas que a menudo serán ilegibles, pero deberá hacerse mención de que existen. En ese caso, lo habitual es escribir entre corchetes [illegible signature]. Los sellos del original también pueden mencionarse entre corchetes. En general, la información que añade el traductor que se desvía del original va entre corchetes.

5- Carta de certificación: Según el organismo que solicite la traducción, habrá que respetar el formato de carta e información que deberá incluir. Por ejemplo, el USCIS pide un “certificate of accuracy”, y da ejemplos en su página web. Otros organismos, como el Michigan Department of State, tienen requisitos distintos y disponen de una lista de traductores que cumplen con esos requisitos. Let’s word los cumple y está en esa lista.
Antes de entregarlo todo al abogado o al organismo que pidió los documentos, hay que comprobar que el paquete de la traducción incluye: la carta del traductor, la copia del documento original y el documento traducido.

Si no estás seguro de lo que es una traducción certificada, lee este artículo. También te puede interesar el documento con preguntas frecuentes (FAQ) relacionadas con las traducciones certificadas, aquí.

Espero que estos consejos sean de ayuda. Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en escribir un comentario o enviar un correo electrónico a leyre@letsword.us.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *