¿Qué es una traducción certificada?

Traducción certificada en EE. UU.

En Estados Unidos, una traducción certificada es un documento que incluye una carta del traductor (Certificate of Accuracy), una copia del documento original y la traducción del documento. El Certificate of Accuracy debe indicar que el traductor certifica que ha traducido en su totalidad y correctamente el documento, y que es competente para traducir de la lengua extranjera al inglés. También debe incluir su nombre completo, fecha, firma y dirección o teléfono de contacto.

Photo by Anthony Garand on Unsplash
Photo of a passport's page "we the people..."

Si te solicitan una traducción certificada es probable que sea para realizar algún trámite de inmigración o bien para cualquier tipo de cuestión legal (licencia de conducir, estudios, vacunas, extractos bancarios, etc.).

El primer paso es averiguar bien qué requiere cada institución. Asegurarse bien de qué te piden es clave para ahorrar tiempo, dinero y sorpresas.

Por ejemplo, el USCIS pide traducciones certificadas, pero no suele pedirlas notariadas. Por lo tanto, debes entregar el paquete con la carta del traductor, la copia del documento original y la traducción. Es suficiente para inmigración.

Figura del Notary Public y Notarized translations

A menudo se confunde “traducción certificada” con “notariada”.

En Estados Unidos, existe la figura del “Notary Public”, que no es lo mismo que un “notario”. El notary public es una persona que simplemente atestigua que la persona que tiene delante está firmando un documento. Es decir, comprueba la identidad de quién firma y que firma el documento con su nombre.

A veces algunas instituciones piden que ciertos documentos estén notarized o notariados (que la persona que firma lo haga delante de un notary public). Esto no es lo habitual en las traducciones solicitadas por el USCIS (salvo, por ejemplo, los affidavit o declaraciones juradas, que sí deben serlo), aunque otras instituciones quizás sí lo pidan.

La figura del notary public no puede dar ningún tipo de consejo legal, a no ser que tenga formación específica en ese tema. El notary public solo atestigua quién firma, pero no sobre la legalidad del documento firmado.

En resumen, si necesitas una traducción certificada:

1- Asegúrate exactamente de lo que pide el organismo que necesita la traducción.

2- Comprueba que tu traductor entiende que necesitas una traducción certificada.

3- Pídele al traductor que te escriba una carta o Certificate of Accuracy, la firme y te la envíe por correo postal adjunto a la traducción y a la copia del original.

Si te interesa, aquí puedes acceder a una lista de preguntas frecuentes (FAQ) relacionadas con las traducciones certificadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *